Desperta Feroo Antigua y Medieaval Nº35 Septimio Severo Ver más grande

Desperta Ferro Antigua y Medieval Nº35 Septimio Severo

“Durante un momento permaneció tranquilo, pero cuando el veneno afectó al estómago y a los intestinos, se apoderó de él un mareo seguido de vómitos […] ante ello, [su amante] Marcia y los otros [conspiradores], temiendo que arrojara todo el veneno y que se recuperara, persuadieron […] a un tal Narciso […] para que se acercara a Cómodo y lo estrangulara” (Herodiano I.17.11). La muerte de Cómodo, un 31 de diciembre de 192 d. C., el último de los emperadores de la dinastía Antonina, abrió la caja de Pandora de las luchas por el poder. Le siguió Pértinax, cuyo reinado duraría tan solo tres meses antes de perecer en manos de su propia guardia pretoriana. Le continuó uno de los episodios más esperpénticos de la historia de Roma, cuando los pretorianos dieron el inaudito escándalo de subastar la corona al mejor postor. Los distintos candidatos se enzarzarían en una guerra civil de una violencia inusitada, que se prolongaría hasta el año 197 cuando uno de ellos, Septimio Severo, se impondría definitivamente sobre el resto. Su victoria sería la de un revolucionario modelo de gobierno que se apoyaría en las élites provinciales en perjuicio de las itálicas, en la baja aristocracia (los equites) en detrimento de los patricios y, sobre todo, en el ejército antes que en el Senado. Abrimos este número con el reinado de Septimio Severo, considerado el inicio del declive por la historiografía tradicional. Sus últimas palabras, serían sintomáticas del nuevo modelo de gobierno: “[…] enriqueced a los soldados y despreocupaos del resto” (Dión Casio LXXVII.15.2)

Septimio Severo, una biografía política por Danuta Okón (Szczecinski Uniwersytet)

Le meteórica carrera de Severo, que terminaría llevándole a la máxima dignidad, el Imperio, estuvo marcada por el recorrido del cursus honorum romano. Desde un primer puesto como cuestor en Cerdeña, accedió a cargos administrativos y militares que le prepararon para los retos a los que se enfrentaría en el futuro. Cuando en marzo de 193 los pretorianos subastaron la dignidad imperial al mejor postor, los legionarios del Danubio y el Rin a los que acaudillaba proclamaron a Severo emperador. Tras vencer a Clodio Albino, se centró en la reforma del Imperio, la promoción de las legiones y la búsqueda de legitimidad.

De Carnutum a Lugdunum. La conquista del poder por Patrice Faure (Université Jean Moulin Lyon 3)

En el año 193, al término de un siglo de estabilidad política, el Imperio romano entra en un período de guerras civiles que enfrentará a cuatro candidatos por el trono. De una punta a otra del Imperio, las poderosas legiones se vuelcan en una lucha fratricida de la que con el tiempo emergerá la figura del futuro vencedor: Septimio Severo, fundador de la cuarta dinastía de emperadores romanos.

Las reformas militares de Septimio Severo por Adolfo Raúl Menéndez Argüín (Universidad de Sevilla)

El gobierno de L. Septimio Severo (193-211) puede conceptuarse como uno de los más trascendentales de la historia de Roma, pues no solo sacó al Imperio de un largo periodo de guerras civiles e inestabilidad (iniciado en 193 con la subasta de la púrpura imperial por los pretorianos) sino que, mediante sus atinadas disposiciones y enérgicas intervenciones en los distintos niveles de la administración, contribuyó a potenciar y reforzar sus estructuras. Principal beneficiado de estas resultó el ejército, punto de apoyo fundamental en el proyecto de Severo, que llegó a ser acusado de “militarizar” el Estado.

Características:

  • Serie: Antigua y Medieval
  • Número: 35
  • Tamaño: 29,5 x 21
  • Páginas:65

Completa tu pedido, en nuestra sección de libros.

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

7,50 €

Los clientes que compraron este producto también han comprado...