Nuevo Desperta Contemporánea n.º 27: La ofensiva sobre Valencia 1938 Ver más grande

Desperta Ferro Contemporánea n.º 27: La ofensiva sobre Valencia 1938

Después de Teruel. Disyuntivas estratégicas por Hernán Rodríguez Velasco

 El 15 de abril de 1938 las tropas rebeldes dirigidas por el coronel Alonso Vega alcanzaron el mar por Vinaroz y coronaron la campaña ofensiva más exitosa de la Guerra Civil. En poco más de un mes se habían arrebatado al enemigo más de 15 000 km2, que se extendían por las provincias de Aragón, Tarragona, Castellón y Lérida y, lo que es aún más importante, habían partido en dos el territorio republicano. En palabras de Miguel Alonso Baquer, la decisión de Franco “de acudir hacia Valencia es la suma de dos negaciones”, la de no operar sobre territorio catalán ni sobre Madrid. Nadie ha ofrecido hasta hoy argumentos a favor de Valencia, que fue elegida por descarte.

La carrera hacia el mar por Fernando Puell de la Villa (Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado – UNED)

Nada menos que siete cuerpos de ejército republicanos habían participado en la batalla de Teruel: dos pertenecientes al Ejército de Levante, a las órdenes del general de brigada Juan Hernández Saravia, y cinco al de Maniobra, mandado por el coronel Leopoldo Menéndez López (ambos recién ascendidos a estos empleos como recompensa a su destacada intervención en la citada batalla), que agrupaban un total de trece divisiones –integradas por unos 100 000 hombres, con 500 piezas de artillería y 250 aviones– si bien algunas de ellas muy castigadas o en trance de reorganización. Enfrente, Franco disponía de más de 150 000 efectivos encuadrados en las cuatro grandes unidades que habían recuperado Teruel: el Cuerpo de Ejército Marroquí; el de Galicia; el de Castilla y la División de Caballería del coronel José Monasterio Ituarte; a los que pronto se sumaría el italiano Corpo di Truppe Volontarie (CTV).

La cuestión naval durante la ofensiva por Michael Alpert (University of Westminster)

La división en dos de la zona republicana subrayó la importancia de las comunicaciones marítimas entre las dos regiones, la de Cataluña y la del centro-sur, y también puso de relieve el problema de cómo asegurar el transporte de armamentos, alimentos y materias primas a los puertos republicanos del Mediterráneo, más el de las exportaciones de las dos zonas, y el de las comunicaciones gubernamentales y el movimiento de personal militar y civil. El resultado fue un incremento significativo de bombardeos franquistas a barcos que se acercaban a, o se encontraban dentro de, los puertos mediterráneos republicanos.

nte la primera ofensiva alemana, y desarrolló los sistemas y cálculos necesarios para dar a estas fortificaciones de campaña toda la eficacia posible.

Características:

  • Serie: Contemporánea
  • Número: 27
  • Tamaño: 29,5 x 21
  • Páginas: 84

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

6,95 €