Desperta Ferro Especial Nº XXIV: Panzer Vol 4 (1943) - De Kursk a Sicilia
  • Desperta Ferro Especial Nº XXIV: Panzer Vol 4 (1943) - De Kursk a Sicilia

Desperta Ferro Especial Nº XXIV: Panzer Vol 4 (1943) - De Kursk a Sicilia

Comprar Desperta Ferro Especial Nº XXIV: Panzer Vol 4 (1943) - De Kursk a Sicilia

8,50 €
IVA Incl.
Cantidad
Últimas unidades en stock
2926
1 Artículo

La Blitzkrieg contra las operaciones profundas por Jonathan M. House (United States Army Command and General Staff College)

El concepto de Blitzkrieg fue desarrollado casi por casualidad cuando, en los primeros años de la década de 1920, los oficiales del Ejército alemán codificaron las experiencias tácticas obtenidas durante la Primera Guerra Mundial, buena parte de las cuales tenían su origen en el ambiente de bloqueo del frente occidental, aunque en 1918 Alemania ya había diseñado complejos procedimientos de infiltración y desorganización de las defensas enemigas. El Ejército alemán publicó los resultados de esta revisión postbélica en una obra doctrinal conocida como Truppenführung (“liderazgo de las tropas”). Durante la década de 1920 el Ejército Rojo aprovechó estas experiencias como punto de partida para el desarrollo de una nueva doctrina cuyo núcleo eran la penetración y la maniobra, pero que difería del Truppenführung en varios aspectos. Vladimir K. Triandafilov acuñó el término “batalla profunda” (glubokiy boi) para describir esta idea, que no solo requería una zona de penetración más ancha (en comparación con la doctrina alemana) de la primera línea defensiva del enemigo, sino también ataques simultáneos en toda la profundidad de la zona de combate.

El puño acorazado de las SS por Mike Haskew

En 1943, las Waffen-SS desplegaron una serie de poderosas divisiones acorazadas para combatir al Ejército Rojo en el frente del este. Con su incuestionable lealtad al Führer y tras haber demostrado su disposición a sacrificar sus vidas por el futuro de la patria en Polonia, Francia, los Balcanes y la Unión Soviética, se habían ganado una reputación de ferocidad en el campo de batalla e incluso el respeto (aunque a regañadientes) del Ejército alemán. La evolución de las fuerzas de combate de las SS que pasaron de ser unidades motorizadas a formaciones mecanizadas y luego a divisiones acorazadas de pleno derecho, se completó hacia finales de 1943. Siete grandes unidades llegarían a convertirse en divisiones Panzer de las SS antes del final de la guerra: la 1.ª Leibstandarte Adolf Hitler, la 2.ª Das Reich, la 3.ª Totenkopf, la 5.ª Wiking, la 9.ª Hohenstaufen, la 10.ª Frundsberg y la 12.ª Hitlerjügend. Las tres primeras podían remontar su existencia a la década de 1930, antes de la contienda, mientras que la Wiking, una división de voluntarios germánicos, se había formado en 1940, y las otras tres lo hicieron en 1943, la última en otoño a partir de un núcleo de oficiales veteranos de la Leibstandarte.

Panzerkampfwagen V Panther por Alaric Searle (University of Salford)

Aún hoy, el Panzer V Panther continúa atrapando la atención de historiadores y de entusiastas de los carros de combate. Tras su funesto bautismo de fuego en la batalla de Kursk, en julio de 1943, su historial de combate en los dos años finales de la guerra fue irregular, y continúa generando debate no solo por su rendimiento general, sino incluso sobre el tipo de tanque que era: mientras que los aliados occidentales lo consideraban un carro pesado a tenor de sus 45 t, los alemanes lo concebían como un carro medio dada su velocidad y maniobrabilidad. El Panzer V era la respuesta alemana a la súbita aparición en los campos de batalla del T-34/76 durante las primeras semanas de la Operación Barbarroja, en el verano de 1941. Ante esto, a finales de 1941 la Comisión Panther otorgó contratos a dos firmas armamentísticas alemanas, Daimler-Benz y Maschinenfabrik Augsburg-Nürnberg (MAN), para desarrollar un nuevo tanque que incorporara algunas de las innovaciones presentes en el T-34.

  • Serie: Especiales
  • Número: XXIV
  • Tamaño: 29,5 x 21

16 otros productos en la misma categoría: