Desperta Ferro Especial Nº XXVI: La Armada Española IV - 1600-1650
  • Fuera de stock
  • Desperta Ferro Especial Nº XXVI: La Armada Española IV - 1600-1650

Desperta Ferro Especial Nº XXVI: La Armada Española IV - 1600-1650

Comprar Desperta Ferro Especial Nº XXVI: La Armada Española IV - 1600-1650

8,50 €
IVA Incl.
Cantidad
Fuera de stock
2927

El ocaso de las armadas hispánicas (1600-1650) por Esteban Mira Caballos (Academia Dominicana de la Historia)

A principios del siglo XVII la Monarquía Hispánica conservaba el mayor imperio jamás visto desde la caída de Roma, pero su hegemonía, tanto en tierra como en el mar, era cuestionada por varias potencias europeas, sobre todo por ingleses, holandeses y franceses. Se avecinaban tiempos difíciles en los que sus adversarios sumarían fuerzas para tratar de acabar con el gigante herido. Sin embargo, pese a las dificultades extremas, el imperio se las ingenió para sobrevivir con pocas pérdidas territoriales hasta el primer cuarto del siglo XIX. Se produjeron dolorosas derrotas, pero se logró el objetivo vital de la conservación, en buena medida gracias al sacrificio y la labor abnegada de toda la oficialidad.

La evolución del galeón. Nuevos modelos constructivos por José Luis Casabán (Texas A&M University)

Entre 1607 y 1618, se promulgaron en España tres ordenanzas de construcción naval que modificaron los diseños tradicionales de los galeones utilizados durante el siglo XVI. Los nuevos diseños buscaban aumentar la velocidad y maniobrabilidad de los galeones y reducir su calado. Las ordenanzas proporcionaban las dimensiones, el tonelaje y las características constructivas de galeones multiuso que pudieran servir en la Armada del Océano y la Carrera de Indias con funciones militares o comerciales. Sin embargo, la creciente necesidad de buques y las diferencias que existían entre los de esta y aquella hicieron que las Ordenanzas de 1618 no se aplicaran de forma estricta.

Olivares y el mar. De la Junta del Almirantazgo a la Compañía de las Indias por José Manuel Díaz Blanco y Alfonso J. Hernández Rodríguez (Universidad de Sevilla)

A principios del XVII el poder naval ya no solamente constituía la mayor salvaguarda de las rutas oceánicas españolas, sino el más perfecto instrumento de la guerra económica preconizada por muchos arbitristas. En los consejos y juntas de la corte se debatía la mejor forma de dañar los intereses comerciales de las potencias marítimas enemigas y cómo reconstruir la maltrecha industria castellana. Los mercantilistas españoles consideraban que, ocluyendo los mercados hispánicos, imponiendo elevadas fianzas a las mercancías procedentes de los antagonistas protestantes, aplicando fuertes tasas a la exportación de productos de los estados de los Habsburgo o, directamente, desplegando una política de embargos, se perjudicaría gravemente a las Provincias Unidas y a Inglaterra.

  • Serie: Especiales
  • Número: XXVI
  • Tamaño: 29,5 x 21

16 otros productos en la misma categoría: