Desperta Ferro Contemporánea Nº 19: La batalla de las Ardenas (II): el contraataque aliado Ver más grande

Desperta Ferro Contemporánea Nº 19: La batalla de las Ardenas (II): el contraataque aliado

La respuesta aliada a la ofensiva alemana por G. E. Patrick Murray (Valley Forge Military Academy):Dwigh D. Eisenhower, Omar N. Bradley y Bernard L. Montgomery fueron los tres jefes aliados de más alto rango que dirigieron tropas y recursos para detener la ofensiva de Hitler en las Ardenas y mandar a los alemanes de vuelta a su punto de partida; misión en la que cada uno tuvo su papel, no siempre para bien. El británico, que recibió el mando de ingentes fuerzas estadounidenses en el lado norte del saliente, se ensoberbeció en exceso por ello y acabó por enredarse en conferencias de prensa que crearon una gran tensión en la alianza; Bradley, en cambio, aunque no sin protestar, aceptó que su grupo de ejércitos quedara reducido a una mera sombra y que el protagonismo pasara a ser del exuberante Patton, hasta que el desarrollo de la batalla le permitió recuperar las fuerzas cedidas; y Eisenhower fue sin duda el deus ex machina que permitió que todas las tensiones y desavenencias se solucionaran para que la alianza occidental siguiera combatiendo eficazmente y reducir el saliente creado por los alemanes.

 

El asedio de Bastogne por Leo Barron:Combatir por Bastogne no formaba parte del plan original diseñado por los alemanes para la ofensiva de las Ardenas, sino que para obtener un éxito decisivo, el XLVII Panzerkorps del 5. Panzerarmee debía ser capaz de llegar al Mosa antes de que los aliados pudieran contraatacar. Para cumplir con esta misión, el mando del ejército destinó tres divisiones al cuerpo antedicho: la 26.ª de Volksgrenadier, la 2.ª Panzer y la Panzer Lehr. Sin embargo, la guerra es un juego de dos y los estadounidenses también decidieron participar activamente, enviando una de sus mejores unidades, la 101.ª División aerotransportada, a defender el cruce de Bastogne, vital para que los alemanes cumplieran el objetivo antedicho. El cerco que siguió es uno de los elementos clave de la batalla.

 

El contraataque de Patton por Christer Bergström: El contraataque del general Patton durante la batalla de las Ardenas de 1944 fue uno de los mayores fracasos del Ejército norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial, tan notable que la historiografía de orientación estadounidense ha hecho un esfuerzo sustancial –y no sin cierto éxito– para convertir dicho fiasco en un triunfo. Parece que cuando Patton organizó el giro de 90º de su Tercer Ejército, una maniobra magistral desde todo punto de vista, y preparó los planes de su ofensiva hacia el norte, el objetivo era cortar el saliente y atrapar a todo el 5. Panzerarmee alemán, cosa que no consiguió hacer. Sin embargo, entretanto Bastogne había sido rodeada, y si consiguió romper el cerco, un triunfo que llevó a que el objetivo original fuera sustituido, en el imaginario colectivo, por este éxito.

Características:

  • Serie: Contemporánea
  • Número: 19
  • Tamaño: 29,5 x 21
  • Páginas: 65

Revisa nuestras camisetas.

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

7,50 €

Los clientes que compraron este producto también han comprado...