Desperta Ferro Contemporanea Nº 22: Dunkerque Ver más grande

Desperta Ferro Contemporanea Nº 22: Dunkerque

Escalda, Dyle y Breda. Los planes operacionales aliados por Roberto Muñoz Bolaños (IUGM-UNED)

Durante los meses que mediaron entre septiembre de 1939 y mayo de 1940, los planes aliados fueron evolucionando hasta alcanzar el definitivo, la variante Breda de la maniobra Dyle. No era un mal plan, pero fracasó porque los franco-británicos pusieron su máximo esfuerzo exactamente donde querían sus enemigos, en Bélgica, por lo que el genial plan de Von Manstein  para la invasión de Francia se cumplió tal como estaba previsto. El camino a la derrota quedaba despejado y, el 22 de junio de 1940, una delegación francesa firmó el armisticio con Alemania. Aunque casi toda la responsabilidad por la derrota suele achacarse a Maurice Gamelin, comandante en jefe del ejército francés, la responsabilidad fue colectiva pues ni el pueblo galo ni sus políticos estaban dispuestos a aceptar una nueva contienda tras la Gran Guerra, lo que había provocado que durante el período de entreguerras Francia no se hubiera dotado de una buena política de defensa.

La British Expeditionary Force (1939-40) por Phil McCarthy (Wolverhampton University)

La British Expeditionary Force, que partió en ayuda de Francia en 1939, procedía de unas fuerzas armadas que habían sufrido carencias presupuestarias y de equipo por la Ten Year Rule, la cual no preveía una guerra importante durante este periodo. Años de negligencia, falta de instrucción y problemas estratégicos y políticos con sus aliados franceses fueron algunos de los motivos que impidieron que esta fuerza actuara con eficacia. Si el ejército británico de la Primera Guerra Mundial había sido considerado como el mejor adiestrado, equipado y organizado jamás enviado a la guerra, en la Segunda Guerra Mundial estos elogios no eran compatibles con la BEF (Fuerza Expedicionaria Británica). El avance alemán y la rapidez del colapso de Bélgica dejarían conmocionados a todos y aunque los Tommies combatirían con valentía, las semillas de su derrota ya habían sido sembradas.

La British Expeditionary Force (1939-40) por Phil McCarthy (Wolverhampton University)

La British Expeditionary Force, que partió en ayuda de Francia en 1939, procedía de unas fuerzas armadas que habían sufrido carencias presupuestarias y de equipo por la Ten Year Rule, la cual no preveía una guerra importante durante este periodo. Años de negligencia, falta de instrucción y problemas estratégicos y políticos con sus aliados franceses fueron algunos de los motivos que impidieron que esta fuerza actuara con eficacia. Si el ejército británico de la Primera Guerra Mundial había sido considerado como el mejor adiestrado, equipado y organizado jamás enviado a la guerra, en la Segunda Guerra Mundial estos elogios no eran compatibles con la BEF (Fuerza Expedicionaria Británica). El avance alemán y la rapidez del colapso de Bélgica dejarían conmocionados a todos y aunque los Tommies combatirían con valentía, las semillas de su derrota ya habían sido sembradas.

Características:

  • Serie: Contemporánea
  • Número: 22
  • Tamaño: 29,5 x 21
  • Páginas: 67

Pásate por nuestra sección de regalos.

8,00 €